Inicio

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Fué un día frio, mucha lluvia en la ciudad, es seguro que el ritual se consumaría mejor bajo este clima. En la noche cesó de caer agua para que las almas negras pudieran salir de sus casas.
Realmente pocas personas esperaban afuera para entrar al recinto, personalmente pienso que los conciertos de Black Metal no son eventos multitudinarios, deben ser para esos pocos que realmente sentimos esta música y que hacemos de ella una filosofía y un estilo de vida. Aparte, Horna es una banda que mantiene bajo perfil y por ello no es de las más conocidas, era esperado que no fuéramos muchos los presentes.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cumplidamente y sin contratiempos el evento comenzaba a la hora pactada gracias a la excelente organización y seriedad de la gente de Unholy Force Black Metal que además hicieron un gran esfuerzo para no dejar caer el evento.
La banda de Black Death Metal o “Satan Death Metal” como ellos mismos se catalogan “King” de Medellín subía al escenario. Un sonido rápido y devastador marcó la ejecución de sus temas, mientras “Israel Bathroz Sathanas Lucifer” vomitaba blasfemias malditas y escupía constantemente hacia todo aquel vestigio de cristianismo que pudiera estar presente.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Unos 40 minutos mas tarde era el turno de “UR”, banda de Black Metal local cuya filosofía está inspirada en una de las primeras civilizaciones, los Sumerios. Los colores dejaron de existir, el negro y las tonalidades de gris se apoderaron en contexto de todo el recinto, aparecieron huesos y cráneos en el escenario. Cinco bestias negras surgían de espaldas y encendiendo las velas de un candelabro daban inicio a su ritual. Black Metal bien ejecutado, excelente sonido que expresaba odio con cada acorde ejecutado. Definitivamente una banda a tener en cuenta dentro de la escena nacional.

King

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mientras la banda de “Sumerian Black Metal” interpretaba sus temas un hediondo olor se apoderó del recinto, era un olor fuerte como a excrementos y muerte que se internó profundo  en cada una de nuestras fosas nasales. Muchos abandonaron momentáneamente el teatro, mientras organizadores y trabajadores del mismo buscaban su origen. Su techo desplegable se abrió para ventilar lo que permanecería en adelante durante el ritual y posterior a él. Lo que no sabían era que el olor era un presagio de lo que se venía. Horna subía al escenario el fuerte hedor a muerte acompañaba su ritual. La banda de “Shatraug” hacía su gélida y putrefacta aparición. Spellgoth levantava su brazos hacia el público, vestido con su túnica maloliente, que le daba el aspecto de un sacerdote negro que practicara magia negra. Demostrando todo su oscuro poder a través de temas como “ Aamutahden Pyhimys”, la gente al final se compenetró con el ambiente y sin importar el olor acompañó a la banda finlandesa mientras interpretaban cada uno de sus evocadores y malditos temas.

UR

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

El poder oscuro y el olor a muerte quedaron en nuestros sentidos una vez los finlandeses abandonaron en silencio la tarima cerrando así una noche llena de blasfemia, misticismo y sonido excelentemente ejecutado.

Horna
Horna en Medellin - Horna Takes a Step Closer to Satan